Tiempo de lectura: 3 minutos

Dolor en la rodilla al flexionar – Causas y tratamiento

Dolor en la rodilla al flexionar
Tabla de contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    Comparte la noticia

    El dolor en la rodilla al flexionar es una queja común que suele afectar a personas de todas las edades. Este dolor puede ser el resultado de una lesión aguda o de enfermedades crónicas como la artritis.

    En este blog, explicaremos las posibles causas de aparición de este síntoma, qué tipos de dolor se pueden experimentar, cuáles son los riesgos asociados y, por último, cuál es la técnica adecuada para flexionar las rodillas.

    Posibles causas del dolor de rodilla al flexionarla

    Entre las causas más comunes del dolor de rodilla al flexionar se encuentran:

    Lesiones:

    Esto puede incluir desgarros de meniscos, ligamentos o tendones, que pueden ser causados por un movimiento brusco o una caída.

    Artritis:

    La osteoartritis, la artritis reumatoide y la gota pueden causar dolor en la rodilla al flexionarla.

    Bursitis:

    La rodilla contiene 4 pequeñas bursas (bolsas de líquido sinovial) que amortiguan las partes exteriores de la articulación. Cuando una o más de ellas se inflaman, la persona puede experimentar síntomas como hinchazón, sensibilidad y dolor al flexionar y estirar la rodilla.

    Tipos de dolor de rodilla por flexión

    El dolor en la rodilla al flexionar puede percibirse de 3 maneras:

    Dolor agudo

    Este tipo de dolor es intenso y se produce de repente, a menudo debido a una lesión.

    Dolor crónico

    Dolor persistente y a largo plazo, este puede provenir de enfermedades como la artritis.

    Dolor referido

    Este tipo de dolor se siente en un lugar diferente al de la lesión o enfermedad que lo está causando.

    ¿Qué hacer si te duele al flexionar la rodilla?

    Qué Hacer Si Te Duele Al Flexionar La Rodilla

    A las personas que sienten dolor al flexionar y extender la rodilla, se les recomienda:

    Descanso: Evita movimientos que causen dolor.

    Hielo: Aplica hielo en la rodilla durante 15 minutos cada hora.

    Medicamentos: Considera tomar analgésicos de venta libre para aliviar el dolor.

    Si el dolor sigue apareciendo después de aplicar estos cuidados en el hogar, es importante acudir al ortopeda para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.

    Riesgos del dolor por flexionar la rodilla

    Si no se atiende a tiempo el dolor al flexionar la rodilla, pueden ocurrir varias consecuencias y complicaciones. Entre ellas podemos mencionar:

    Agravamiento del dolor

    Si no se busca tratamiento para el dolor al flexionar la rodilla, es probable que el dolor empeore con el tiempo. Esto puede dificultar aún más la realización de actividades diarias y limitar la movilidad.

    Daño articular

    El dolor al flexionar la rodilla puede ser un signo de desgaste o daño en las estructuras articulares (cartílagos, ligamentos o tendones). Si no se trata, este daño puede progresar y afectar la función de la rodilla a largo plazo.

    Limitación de la movilidad

    El dolor crónico en la rodilla puede llevar a una disminución de la movilidad y la flexibilidad de la articulación, dificultando la realización de actividades físicas como caminar, subir escaleras o practicar deportes.

    Forma y técnica adecuadas para flexionar las rodillas

    Para flexionar las rodillas correctamente, es importante tomar en cuenta los siguientes puntos clave:

    Postura adecuada: Mantén una postura erguida con la espalda recta y los hombros relajados. Distribuye el peso de manera uniforme en ambos pies.

    Movimiento controlado: Flexiona las rodillas de manera suave y controlada, evitando movimientos bruscos o rápidos que puedan ejercer presión excesiva sobre las articulaciones.

    Alcance de flexión: Evita flexionar las rodillas más allá de un ángulo de 90 grados, ya que esto puede aumentar la tensión en las articulaciones y los tejidos circundantes.

    Alineación adecuada: Asegúrate de que tus rodillas estén alineadas con tus pies y no se desplacen hacia adentro o hacia afuera durante el movimiento de flexión.

    Amplitud de movimiento: Trabaja en aumentar gradualmente la amplitud de movimiento de tus rodillas al flexionarlas, pero siempre dentro de tus límites de comodidad y sin causar dolor.

    Forma Y Técnica Adecuadas Para Flexionar Las Rodillas

    Existen molestias que es mejor no dejarlas pasar

    La Prevención, tu mejor aliada contra las lesiones

    Compartir

    Scroll al inicio
    Chatéanos al Whatsapp
    Descarga Gratis

    "Consejos para el paciente con Osteoporosis"

     En este E-book les daremos algunos consejos para poder llevar una vida saludable y activa, aún cuando tienen la osteoporosis.